compartir en:

Una cosa es la coalición del PRD con el PAN que, mediante el llamado Frente Amplio Democrático, es cocinada y discutida por las dirigencias nacionales de ambos partidos, y otra la dicha alianza en Morelos que ha sido rechazada por el panismo local afín al grupo que tiene la dirigencia estatal. Presidente de Acción Nacional en Morelos, Juan Carlos Martínez Terrazas ha descartado la posibilidad de lograr, aquí, una alianza política con el PRD en la que los panistas y los perredistas morelenses vayan juntos por la gubernatura en las elecciones de 2018. Sacar al PRI de la Presidencia de la República es el argumento aliancista del PRD y el PAN, pero principalmente y desde ahora contra Andrés Manuel López Obrador en un plan global que en nada se parece al escenario local rumbo a la elección de gobernador. Perfilado desde meses atrás el diputado federal Javier Bolaños Aguilar a la candidatura panista para gobernador, la coalición PAN-PRD dará lugar a un jaloneo por la nominación, pretendiendo sacar los perredistas a Bolaños para meter a uno de los suyos, por ejemplo, el propio dirigente estatal del sol azteca, Rodrigo Gayosso Cepeda, el secretario del Gobierno del Estado, Matías Quiroz Medina, el alcalde de Jiutepec, José Manuel Agüero Tovar, su similar de Cuautla, Raúl Tadeo Nava, quien el sábado se sinceró reconociendo que el PRD no está en un buen momento. Bolaños, que ha mantenido un discurso de oposición al gobierno solaztequista, no parece caber en la fusión política del agua y el aceite, a menos que el presidente del PAN nacional, Ricardo Anaya, imponga la alianza a los panistas de los estados que elegirán gobernador, entre ellos Morelos, y Bolaños logre la candidatura imponiéndose a los aspirantes perredistas. Una consecuencia razonable pero por ahora incierta, como lo es, en otra parcela del acontecer político, el próximo cambio de presidente del PRI estatal para el que se menciona la barbaridad de hasta diecisiete aspirantes y entre éstos una “tercia de reinas” de la posiblemente saldrá la sucesora de Rodolfo Becerril: la ex candidata a la alcaldía de Cuernavaca, Maricela Velázquez Sánchez y la senadora Lisbeth Hernández, a quienes se dice estaría apoyando Manlio Fabio Beltrones, y la diputada federal Rosalina Mazari, que iría sola y su alma. Esto sin descartar al también diputado federal Matías Nazario Morales, habida cuenta el activismo que ha desplegado en la capital y en municipios del interior bajando recursos federales por más de doscientos millones de pesos para la construcción de obra pública. Citada la lista larga con Lilia Ibarra, de la región oriente; el coordinador de la bancada del PRI en el Congreso Estatal, Alberto Martínez; Rafael Oriol Salgado, ex dirigente de la Red Jóvenes por México; Rafael Cepeda Aguilar, ex alcalde suplente de Cuernavaca; el diputado local Mario Chávez Ortega así como Irving Morales, Víctor Hugo Manzo, Cesar Cruz Ortiz, José Luis Salinas, Hilario Campos, Andrés González y Antonio Rodríguez, naturalmente sólo uno o una alcanzará la presidencia, otro u otra la secretaría general y, si no se repiten los agandalles por parte de “los de siempre”, el resto podría ser ubicados en las demás posiciones del comité directivo estatal. En este sentido y por aquello de la unidad debería ser el acuerdo del bloque de aspirantes con el encargado de despacho de la presidencia del PRI-Morelos, Fernando Charleston Hernández, para que éste lo lleve al presidente nacional del propio partido, Enrique Ochoa Reza. Simple pero a la vez difícil, sorpresivos como suelen ser los resultados de toda contienda política… UNA: acusado del delito de peculado por 77 millones de pesos, el 28 de febrero es aprehendido y puesto preso el ex alcalde de Cuautla, Jesús González Otero. Dos: Por medio de un recurso legal sale de prisión, el 19 de mayo. Continúa bajo proceso, pero ahora defendiéndose en libertad. Tres: El viernes, un trío de magistrados del Tribunal Superior de Justicia le revoca la libertad, así que en la misma sala de audiencias es reaprehendido y regresado a la cárcel. ¿Cómo se llamó la obra? “Sergio Valdespín y Miguel Ángel Rabadán”, podría ser, preocupados estos ex ediles de Cuautla y Jiutepec porque llegado el caso les pase lo mismo que le sucedió a González, imputados de haber hecho lo mismo que éste por la Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización. Algo así… ME LEEN MAÑANA. 

Por: José Manuel Pérez Durán /  [email protected]