compartir en:

Llegado el caso de que el alcalde Cuauhtémoc Blanco Bravo se postule como candidato a gobernador, ¿votarán por él los cuernavacences que han padecido por falta de agua potable? Que si en 2018 “se vengarán” habría que preguntárselo, por ejemplo, a los vecinos del fraccionamiento Lomas de Vista Hermosa que recientemente completaron dos semanas sin agua, o a la gente de Ocotepec, que echa pestes contra el Ayuntamiento porque después de dos meses de llaves secas y pipas de agua esporádicas los burócratas del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado tuvieron el descaro de enviarles los recibos de cobro por el suministro inexistente. Si cada bache y cada bolsa de basura en la calle significan un voto en contra del presidente municipal, ¿de antemano se puede decir que Cuauhtémoc está perdido? Que el ejercicio del gobierno desgasta, quizá lo ignoraba el ex futbolista cuando emprendió la aventura de contender por la alcaldía, ganar holgadamente y entonces pensar que gobernar y jugar una “cascarita” sería lo mismo. Resultado: mucha gente que antes lo admiraba hoy lo detesta, pues considera que ha causado más malestares que beneficios. Esta “perlita” entre tantas: un pensionado del Ayuntamiento adquirió un Golf 2015 con un préstamo del Instituto de Crédito para los Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado de Morelos (ICTSGEM). Se comprometió a pagar 167 mil pesos, así que cada mes le vinieron descontando $ 2,668.00. Pero de pronto fue requerido por el ICTSGEM: ahora debe 207 mil 236 pesos porque el Ayuntamiento no ha hecho 57 pagos, y como sólo por intereses moratorios le reclaman 5 mil 136 pesos, el requerimiento lo urge “a que en un plazo de tres días hábiles contados a partir de la fecha en que recibe el presente acuda al Departamento de Cobranza Administrativa de la Subdirección Jurídica de este instituto a cumplir con la obligación de pago que adquirió a la firma del contrato-pagaré respectivo”. Y en seguida la amenaza de que si no paga “se procederá de inmediato a aplicar los descuentos correspondientes a la nómina de su aval”. Burdo el recurso de si pega, es chicle, lo utiliza el ICTSGEM a sabiendas de que el deudor no es la persona requerida sino el Ayuntamiento que descontó los pagos pero no los entregó al órgano prestamista. De este caso tiene copia el columnista, pero hay más en la misma situación. No deben, pero les cobran, temerosos tal vez los directivos del ICTSGEM de “molestar” al alcalde Blanco que, instalado en la mansión de Tabachines cuya renta supuesta o realmente le paga la Comuna, ni suda ni se acongoja... EN otro “gubernamentable”, fue natural que el rector Alejandro Vera no asistiera a la reunión con funcionarios del Gobierno del Estado, el lunes. Por parte de la Universidad la nota refirió a los dirigentes de los sindicatos de trabajadores académicos y administrativos, Mario Cortés y Virginia Paz; el presidente de la FEUM, Israel Reyes; el secretario del Consejo universitario, Víctor Manuel Patiño Torrealba; la secretaria ejecutiva del Colegio de Directores, Fabiola Álvarez, y la presidenta del colegio de consejeros universitarios académicos, Belinda Maldonado. Y por el Ejecutivo: el secretario de gobierno Matías Quiroz Medina, representando al gobernador Graco Ramírez cuya inasistencia fue consecuente con el desplante del Rector; los secretarios de Hacienda y de Educación, Jorge Michel Luna y Beatriz Ramírez, y el consejero jurídico José Anuar González. La expectación fue por si Graco y Alejandro se sentarían a la misma mesa, y la confirmación, que dada su condición de sujeto a proceso penal por el presunto delito de peculado el Rector no es sujeto de confianza, de modo que acordaron que los depósitos del  Gobierno Estatal se harán a una cuenta de Santander, que se depositarán sumas pendientes por 69 millones 693 mil pesos y los sindicatos se comprometieron a vigilar que los recursos sean para pagos de salarios, estímulo al desempeño académico de profesores, investigadores y becas para movilidad de los estudiantes. Mientras tanto, de acuerdo a un trascendido “de inteligencia” Alejandro Vera estaba enfrascado en una “estrategia de resistencia” que incluiría pedirle al obispo Ramón Castro que atice la pelea del Rector con el Gobernador. ¿Y?.. ME LEEN EL DOMINGO.

José Manuel Pérez Durán

[email protected]