Siguiendo una tradición regiomontana, el avión en el que llegó el gobernador Graco Ramírez a Monterrey fue recibido con un chorro de agua, el martes. Fue el primer vuelo de la empresa Transportes Aéreos Regionales (TAR) que puso nuevamente en el aire al aeropuerto Mariano Matamoros de Cuernavaca. Para el protocolo del anfitrión al visitante, Graco es bienvenido por su similar neolonés, Jaime Rodríguez, “El  Bronco”. En el video se les nota bromeando, se alcanza a oír que Graco le dice que “al fin corté una flor de tu jardín”, aludiendo la fama proverbial de la tacañería de los regios. Graco habla del Mando Único, que gracias a la implementación de este modelo policial están regresando inversiones grandes a Morelos, precisa que muestra de ello son cuatrocientas nuevas habitaciones de hotel y dos nuevas plazas comerciales. Le presume al “Bronco” que el Six Flags de Oaxtepec está llamado a ser el parque acuático más importante de Latinoamérica. El mandatario morelense ha sido acompañado por los secretarios de Turismo y Economía, Mónica Reyes y Juan Carlos Salgado Ponce, por invitados de TAR, de la que se dice es una pequeña compañía formada por ex pilotos, y uno que otro “gorrón”. Pero a los testigos del encuentro les pasa de largo que tienen ante sí a dos posibles presidenciables, cara a cara al “Bronco”, quien ganó el año pasado la gubernatura de Nuevo León por la vía de una candidatura “independiente” con tufo priista, y a Graco, que si bien ha declarado que como gobernador de Morelos permanecerá hasta 2018, mantiene su aspiración de ser el candidato del PRD a la Presidencia de la República. Es que “la bronquitis” le ha dado a México. Además del “Bronco”, para la elección presidencial de 2018 está apuntada la vacilada del ex conductor de noticieros de radio y televisión, Pedro Ferriz de Con, como candidato autónomo; el ex secretario de Relaciones Exteriores de Vicente Fox, Jorge Castañeda Gutman, promueve la figura del candidato ciudadano, y en  este contexto también es mencionado el ex rector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente. Hoy mismo se cuentan treinta candidatos sin partido a gobernadores para las elecciones de junio en doce estados. Hay tres en Zacatecas, siete en Puebla, tres en Oaxaca, etc., aunque eso de candidatos independientes resulte relativo, habida cuenta la treintena de los que sólo una docena no tienen experiencia política o de gobierno mientras el resto han desempeñado cargos públicos o estado vinculados a partidos políticos. En 2018 sucederá en Morelos. Para gobernador, alcaldes, diputados locales, federales y senadores habrá candidatos “independientes” con pasadas o presentes fusiones partidistas o ex funcionarios de gobierno y pocos ciudadanos auténticos. De los de veras independientes, Adolfo Deguer Kado, así haya pasado brevemente por el puesto de coordinador de obras públicas, invitado por el entonces gobernador Lauro Ortega por su condición de empresario exitoso. O Juan Manuel Zurita, el medico de los pobres que si se postulara seguramente arrasaría, y otros más en el interior del estado que sin haber participado en política tienen capitales sociales susceptibles de convertirlos en votos. Conste: si el columnista fuera de los petulantes que hablan en primera persona alardearía: “Lo dije yo primero”… EL EXHORTO del diputado presidente de la Comisión de Planeación para el Desarrollo y Asentamientos Humanos, Jaime Álvarez Cisneros, es simple: que el Ayuntamiento de Cuernavaca ponga orden en los negocios donde venden bebidas alcohólicas. No se trata de que el alcalde Cuauhtémoc Blanco adopte una posición mojigata, sino de ordenar lo que está hecho un desmadre. Cisneros lo dice de otro modo: que es urgente establecer un mayor rigor en el cumplimiento de la normatividad municipal y que este tema sea acompañado por la Secretaría de Gobierno, o sea, por Matías Quiroz. Detectados tres mil sitios que venden bebidas etílicas de los que muchos han sido escenarios de riñas con saldos de muertos y lesionados, la misma Comuna ha reconocido que ocho o seis de cada diez operan sin licencia de funcionamiento, así que, pese a que el mal viene de atrás, “El Cuau” se ha tardado para ordenar las clausuras. Peor para él. Sus titiriteros los Yáñez y el “vicealcalde” íbero José Manuel Sanz no le han informado que cuando tomó posesión del puesto edilicio prometió cumplir y hacer cumplir la ley, que no hacerlo es causa constitucional de destitución… ME LEEN MAÑANA.

Atril
José Manuel Pérez Durán

[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...