compartir en:

Diputados que algunas veces juegan en la oposición y otras no, van a lo superficial pero rara vez al fondo Aliados en esta ocasión con “líderes” de transportistas, no sólo le “exigieron” al gobernador Graco Ramírez la cabeza de Jorge Messeguer, también que el sustituto de éste en la titularidad de la Secretaría de Movilidad y Transporte sea designado de entre una terna nombrada por los mismos dirigentes de organizaciones de permisionarios de rutas y de taxis así como por los propios diputados. Sucedió anteayer en la sede del Poder Legislativo, después de que el martes le fue tendida una emboscada a Messeguer en la cual no cayó, disculpándose por no comparecer en la casa de Cataluña “por falta de condiciones” para hacerlo. ¿Y su nieve de qué la quieren?, habría reaccionado Graco. Miopes las visiones de esa política “legislativa” de lo vano, el meollo es el transporte público de pasajeros y mercancías, viejo, contaminante, negados los concesionarios a la adquisición de vehículos nuevos en el tema sustantivo  de la contaminación del medio ambiente al que Morelos no es ajeno. Un envenenamiento del aire que tenemos demasiado cerca, en la gran capital con sus contingencias atmosféricas, el centro de la Megalópolis integrada por 173 municipios del estado de México, Puebla, Tlaxcala, Hidalgo y Morelos. Un tema regional que concierne a aproximadamente la tercera parte de los habitantes de este país. Y la síntesis del fondo fijada el mismo miércoles en la residencia oficial del Ejecutivo por el gobernador Ramírez durante la reunión con los presidentes de la Mesa Directiva y de la Junta Política y de Gobierno y con coordinadores de fracciones parlamentarias del Congreso Estatal, urgiendo la modernización del transporte y el emprendimiento de otras acciones relacionadas con el cuidado del medio ambiente. Todo esto en la realidad que padecen docenas de miles de usuarios de rutas y taxis, contaminadoras la mayoría de las unidades, pocas de modelos recientes y muchas carcachas rodando hace años en Cuernavaca y el conurbado de Temixco, Xochitepec, Emiliano Zapata y Jiutepec; extendida la contaminación que vomitan los escapes humeantes de camiones de carga en Yautepec, Cuautla y la zona cañera de Zacatepec, Jojutla y Tlaquiltenango sin que autoridad alguna hiciera nada durante décadas. Un problema, pues, de terribles consecuencias que de no ser combatido hoy será heredado a las siguientes generaciones… COMENTADA en el Atril del martes la declaración del delegado de la  Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra (Corett), Julián Abarca Toledano, quien asegura que este año serán regularizados los Patios de la Estación mediante la entrega de escrituras a los poseedores de mil doscientos predios, Abarca resulta ser un mentiroso según este correo enviado al columnista por Laura Galván: Leí su artículo en que se refiere a la regularización de Patios de la Estación  y me permito comentarle lo siguiente: Mi nombre es Laura Galván, arquitecta-urbanista, y yo elabore durante 4 años el Programa Parcial de Desarrollo  Urbano de Patios como consultora contratada por el municipio de Cuernavaca. En relación  a los aspectos históricos coincido con usted plenamente. Sin embargo en lo que se refiere a lo manifestado por el delgado de Corett la información no es precisa, ya que Corett  está a punto de desaparecer, hay pocos empleados y no estarían en capacidad de llevar a cabo una acción como esta sin el  personal técnico requerido. El Gobierno del Estado es el comodatario del predio y se requieren muchos trámites para su liberación. La cartografía ya existe, yo la levante personalmente con mi equipo de trabajo  y los predios registrados no son 2200 sino 1560, con documentos comprobatorios y la participación de toda la comunidad de Los Patios. En el proyecto se incluyeron mecánicas de suelo y estudios de agua, algo  que nunca se había hecho en un proyecto similar. El proyecto se encuentra en dictamen en la Secretaría de Desarrollo Sustentable y espero que salga pronto para su registro y así poder iniciar la regularización. El Sr. Abarca sabe que existen recursos para esta acción y sólo quiere sobrevivir y aprovechar el trabajo hecho por otros. Le escribo esto con el interés realmente de que se inicie la regularización, la gente lo merece y sobre todo el trabajo recaiga en alguna institución que asuma el compromiso formal de llevarla a cabo. Reciba de mi parte un cordial saludo... (¿Yo o Abarca?)… ME LEEN EL DOMINGO.

Atril
José Manuel Pérez Durán

[email protected]