Tras encerrar en el baño a los empleados de una farmacia, ubicada en la glorieta de La Luna, dos sujetos robaron dinero de la caja registradora.
La encargada del negocio relató que los ladrones los amenazaron y encerraron en el baño para poder cometer el robo la tarde del sábado, huyendo sin ser detenidos.