La síndica de Cuernavaca, Denisse Arizmendi, asumió el cargo de alcaldesa sustituta, tras haber encabezado el procedimiento de entrega-recepción por parte del alcalde con licencia, Cuauhtémoc Blanco.
En entrevista con medios de comunicación, Arizmendi informó que revisará varios aspectos con cada secretario del gabinete municipal para redoblar esfuerzo durante los últimos meses de Gobierno.
“Serán analizadas las modificaciones necesarias”, expresó la Presidenta Municipal de Cuernavaca.
Respecto del tiempo que permanecerá al frente del ayuntamiento, mientras Blanco Bravo lleva a cabo su campaña rumbo a la gubernatura, dijo que la determinación del permiso o licencia que solicitó es de tres meses.
“En caso de que el alcalde (con licencia) decida regresar al Cabildo o tener licencia permanente, será decisión personal; mientras tanto, trabajamos en lo que está pendiente”, aseguró Denisse Arizmendi.
Dijo que el tema que más preocupa a integrantes de la comuna capitalina es la distribución de agua, por lo cual se reunirá con la titular del SAPAC, María Sotelo.
El objetivo es saber la situación del organismo descentralizado e implementar un plan para evitar una contingencia.
Respecto de su seguridad personal, la síndica dijo que analizará si solicitará a los integrantes del Cabildo su aprobación para incorporar elementos a su seguridad.
Lo anterior, luego de que denunciara que ha sido víctima de amenazas, respecto de las cuales no quiso abundar.
La alcaldesa sustitua expresó que dará información al respecto más adelante, cuando el asunto sea analizado jurídicamente.

Por: CARLOS SOBERANES
[email protected]
CUERNAVACA, MORELOS.