Un hombre fue asesinado de dos balazos en la cabeza y en el pecho, para ser abandonado en un camino de terracería de la comunidad de Loma Bonita, en Ayala, presuntamente por un ajuste de cuentas, ya que al parecer el sujeto se dedicaba a robar cosechas.