Eliseo, de 42 años, fue asesinado a golpes en la cabeza con un tabicón, en el interior de su casa, ubicada en la calle Guerrero, de la colonia Amador Salazar, de Tlaltizapán, por lo que peritos en criminalística realizaron una inspección ocular y ordenaron el levantamiento del cadáver.