Una toma clandestina oculta en una barranquilla de la calle Ductos de Pemex, del poblado de Ocotepec, en Cuernavaca, fue descubierta por agentes federales, por lo que fue asegurada y resguardada hasta que personal de Petróleos Mexicanos (Pemex) repararon y sellaron el ducto usurpado.