Fuentes de inteligencia del gobierno federal tienen pruebas de la presencia en Costa Rica del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, de acuerdo con un artículo publicado este viernes por el diario El Financiero.

Todo indica que el exmandatario salió del país desde Chiapas con rumbo a Guatemala en noviembre pasado, cuando ya se le consideraba prófugo de la justicia y había perdido su filiación partidista. Desde entonces, se ha trasladado entre distintos países de la región utilizando pasaportes falsos. Los últimos indicios apuntan a que estuvo la semana pasada en la capital de Costa Rica, donde su extesorero tiene algunas propiedades.

Las fuentes consultadas por el diario, que prefirieron permanecer en el anonimato, explicaron que el gobierno federal no tuvo pista alguna de Duarte Ochoa hasta que, a mediados del mes pasado, lograron interceptar una llamada entre el exgobernador y uno de sus familiares, proveniente de un barrio de clase media en la capital de Guatemala. Sin embargo, la rapidez con que se traslada impidió a las autoridades armar un operativo para capturarlo.

Tras más de un mes sin volver a tener pistas sobre su paradero, la semana pasada Duarte volvió a entablar comunicación con su familia, esta vez desde un hotel de 5 estrellas en un barrio de clase alta de San José.