Dos tambos y nueve garrafones con gasolina ordeñada de un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex), fueron asegurados por policías estatales y elementos del Ejército Mexicano, tras ser abandonados en un camino de terracería del fraccionamiento Guayacahuala, en Huitzilac. Además, ayer en la madrugada en la calle 5 de Mayo, del poblado de Ocotepec, en Cuernavaca, fue encontrada una toma clandestina que fugaba combustible, motivo por el que personal de Protección Civil Estatal y municipal junto con personal de Pemex, se encargaron de reparar el ducto dañado.

 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...