compartir en:

Un día como hoy pero de 1847, en el cerro de Chapultepec, que se ubica en las proximidades de la Ciudad de México, se llevó a cabo un combate entre el ejército de Estados Unidos y México.

El motivo de esta batalla fue que, México había invadido la zona de Texas, cabe destacar que esta región era parte del territorio mexicano desde tiempos de la corona.

Una parte de las tropas de EU atacaron por el lado norte mientras que otras avanzaban hacia la capital de México desde el puerto de Veracruz.

En el cerro de Chapultepec existía un Colegio Militar con menos de 50 alumnos y unos pocos sobrevivientes de batallas anteriores. Este colegio estaba comandado por el general Nicolás Bravo, uno de los héroes de la independencia.

Algunos días antes de que la batalla comenzara el director del Colegio Militar, pidió a los alumnos que se fueran a sus casas, ya que el edificio sería utilizado como defensa, algunos de los alumnos pidieron quedarse para permanecer acuartelados y defender su país.  Estos jóvenes tenían entre 14 y 18 años.

Los cadetes que optaron por quedarse fueron: Juan Escutia, Vicente Juárez, Agustín Melgar  y Fernando Montes de oca, quienes lucharon junto con otros soldados del batallón de San Blas, entre los cuales estaban: Francisco Márquez y Miguel Miramón, quienes fueron blanco fácil de las balas estadounidenses.

Desde ese día, el 13 de septiembre se conmemora especialmente a seis de los Niños Héroes de Chapultepec que perecieron en el combate.