compartir en:

Jiutepec, Morelos.- Inicia en Jiutepec el programa de “Taxi Amigo”, que busca garantizar la seguridad de los usuarios del transporte y de los choferes. La iniciativa es avalada por la Comisión Estatal de Seguridad (CESP), la que certificará a los taxistas mediante exámenes toxicológicos y psicométricos; de igual forma que no cuenten con antecedentes penales.
El alcalde José Manuel Agüero Tovar, acompañado del comisionado Estatal de Seguridad Pública, Jesús Alberto Capella Ibarra, puso en marcha el programa municipal, y mencionó que se trata de un esfuerzo coordinado entre la sociedad civil, las agrupaciones de taxis en Jiutepec y su gobierno; que consiste en la certificación de los operadores de transporte por parte de la CESP.
“Con el Taxi Amigo buscamos que los ciudadanos se sientan tranquilos de llegar a sus destinos en Jiutepec y que el chofer de igual manera se sienta respaldado al contar con apoyo de la Comisión Estatal de Seguridad”, señaló Agüero Tovar.
Por su parte, el comisionado Jesús Alberto Capella Ibarra, reconoció al Gobierno de Jiutepec, a su presidente municipal y su cabildo, por encabezar los esfuerzos en materia de prevención y combate al delito.
“Lo que se hace en Jiutepec en materia de seguridad, como este programa de Taxi Amigo, es ejemplo para todos los municipios de Morelos de cómo, cuando se tiene la intención de respaldar las acciones del Mando Único y unir esfuerzos, se logran grandes avances en beneficio de la ciudadanía”, expresó.
La certificación garantizará que los choferes no cuenten con antecedentes penales, que hayan aprobado una batería de exámenes toxicológicos y psicométricos y que sean aptos para el servicio.
Una vez aprobada la primera etapa de este paquete de filtros de seguridad, se otorgará una identificación para el chofer y para la unidad, que los acreditará como “Taxi Amigo”, lo que les permitirá ser incluidos en un programa de monitoreo permanente a lo largo de las 24 horas del día a través de las radio frecuencias del Mando Único para brindar cualquier auxilio.

Por: Guillermo Tapia
[email protected]