Cuernavaca, Morelos.- El ayudante municipal de Acapantzingo y el comisario ejidal del poblado rompieron el acuerdo firmado entre ambas partes para designar a la nueva administración de la Unidad Deportiva “Chato Balderas”.

El 1 de septiembre, se acordó llevar a cabo unas votaciones abiertas con la participación de los vecinos, quienes serían los principales actores para presentar algunas propuestas para la administración de la cancha.

Sin embargo, el martes, en una reunión que sostuvo el comisariado y su equipo de trabajo se rompió el acuerdo; este grupo trató de imponer una mesa directiva argumentando que el predio donde está la unidad deportiva pertenece al ejido.

Por lo anterior, Gerardo Abarca Peña, ayudante de Acapantzingo, señaló que el comisariado Aurelio Vara y sus simpatizantes están tratando de violentar la ley con acciones que no tienen ningún aval jurídico al pretender apropiarse del inmueble que en su momento fue asignado para un espacio de uso común del poblado de Acapantzingo.

“Desconozco el actuar del comisariado ejidal y su equipo en base a las acciones que tomen en torno a la cancha, ya que sin ningún aval jurídico quieren apropiarse del inmueble”, dijo.

Señaló que un grupo reducido pretende imponer a los viejos cacicazgos, ignorando la petición y reclamo de la población que demanda una administración de la unidad deportiva con transparencia y sin tintes personales.

Indicó que en calidad de ayudante convocará a elecciones donde cualquier ciudadano podrá participar.

Por: CARLOS SOBERANES
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...