compartir en:

México.- El embajador de Argentina en México, Daniel Chuburu, refrendó el interés de su país por el proceso de modernización del Acuerdo de Complementación Económica entre ambas naciones, conocido como ACE 6, al cual consideró como importante y necesario para el mejoramiento de la relación comercial bilateral.

En un documento difundido hoy por la Embajada de Argentina, se dijo que a pesar de que las relaciones en prácticamente todos los ámbitos entre los dos países es muy buena y ha sido profundizada por los presidentes Enrique Peña Nieto y Mauricio Macri, en el tema comercial hay pendientes que deben ser resueltos.

“En lo comercial, sin embargo, ambas naciones, que son segunda y tercera economías de la región, exhiben un nivel en sus intercambios que, pese a las múltiples oportunidades de negocios existentes, no se encuentra aún en situación de paridad con los niveles político y cultural", subrayó el diplomático.

Ante ello, agregó, Argentina y México, sus sociedades y sus mercados, merecen un entendimiento mayor y más sustantivo en este ámbito, por lo que los presidentes Macri y Peña Nieto decidieron hace ya un año comenzar a trabajar conjuntamente a fin de acrecentar el comercio bilateral y aprovechar el alto potencial de complementariedad de ambas economías.

Daniel Chuburu refirió que en 2016, por ejemplo, Argentina exportó a México menos de 780 millones de dólares, contra los mil 655 millones que le compró, cifras que atestiguan cuánto puede crecer el intercambio.

Expuso que con base en la convicción de que los dos países tienen mucho para ganar si se fortalece su comercio, los dos mandatarios acordaron revisar el Acuerdo de Complementación Económica entre ambas naciones (ACE 6), con miras a ampliar y modernizar su alcance y contenido.

Recordó que en la actualidad, dicho acuerdo abarca aproximadamente el 35 por ciento del universo total de bienes y representa alrededor de un 43 por ciento del comercio bilateral.

El diplomático argentino destacó que el ACE6 entró en vigor en 1987 y fue uno de los primeros acuerdos comerciales firmados por México después de su ingreso al GATT, tratado que posteriormente daría origen a la actual la Organización Mundial del Comercio.

Manifestó que el objetivo era contar con un marco jurídico claro que propiciara el desarrollo económico entre los dos países, reconociendo la necesidad de ampliar el comercio bilateral.

En este contexto, mencionó que esta semana, como consecuencia de la decisión expresa de los dos presidentes y del espíritu que animó la firma del ACE 6, equipos técnicos de Argentina y México se encuentran reunidos con el objetivo de negociar una ampliación del acuerdo.

“El resultado final será beneficioso para ambas economías, que podrán ver más facilitado su comercio, generando mejoras en la calidad de vida de sus sociedades. Un ACE 6 renovado será un nuevo puente de acercamiento entre los dos países, situados en los extremos de América Latina, de la misma forma que lo es el flamante Acuerdo binacional para Evitar la Doble Imposición y Prevenir la Evasión Fiscal, que entrará en vigor el próximo 23 de agosto”, enfatizó.

Sobre este último, Daniel Chuburu explicó que beneficiará a las personas y empresas que hacen negocios entre ambos, y para México, el ACE 6 traerá aparejado el valor agregado que ofrece la diversificación de sus importaciones, lo que reduce la vulnerabilidad y fortalece su independencia.