México.- Aremi Fuentes vivió un momento mágico al subir al podio en su debut olímpico en los Juegos de Tokio 2020 donde inmortalizó su nombre en el deporte mundial.

“Fueron muchas emociones encontradas. Me siento muy orgullosa de ser mexicana, el solo hecho de ver mi bandera en lo más alto, no importaba en ese momento el lugar, quería tener esa sensación de estar en un podio olímpico, a pesar de que eran mis primeros Juegos Olímpicos.

“Fue algo maravilloso, me sentí muy amada por todo el país. Cuando cargaba las pesas lo único que pensaba era ‘esto va por mi país, esto va por México’”, platicó Fuentes en entrevista.

El camino a la medalla fue sinuoso, quien se supo reponer ante las diferentes lesiones que se le presentaron en el último año.

“En ese instante cuando supe que ya había ganado la medalla de bronce me puse a llorar por todo lo que pasé, me puse a llorar por lo orgullosa que estoy de mí como mujer, como atleta y esto me inspira a seguir creciendo personalmente, humanamente y como deportista para las siguientes competencias”, recordó.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado