compartir en:

Dos terrenos baldíos de Cuautla quedaron en ceniza, tras ser consumidos por un incendio. Uno de los predios está ubicado en la calle Santa Inés, del fraccionamiento El Centenario, en la colonia Casasano, en donde las llamas casi alcanzan una casa; mientras que el segundo lote se localiza en la calle Tabachines del fraccionamiento Brisas, en donde el fuego arrasó con 900 metros.
Foto: STAFF / DDM