compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Los habitantes de Chipitlán y los padres de familia de la escuela Secundaria Federal Número 4, “Valentín Gómez Farías”, contarán con el apoyo del ayudante municipal, Mario Meneses Pozo, para acudir a las instancias que sean necesarias a fiin de evitar que se concrete la construcción de una gasolinera en ese lugar.
“No descartamos buscar la asesoría de abogados, e incluso de los diputados en el Congreso del Estado, para tramitar un amparo y que se reviertan los permisos que le fueron otorgados a la empresa Combustibles Chipitlán, pues nadie nos ha mostrado los documentos, aunque dicen que si existen, y queremos saber como los consiguieron”, señaló como autoridad auxiliar del Ayuntamiento capitalino.
Dijo que como vecino del lugar, ha seguido de cerca las acciones que se realizaron desde 2014 y buscará que el encargado de despacho de la Secretaría de Desarrollo Sustentable de la comuna, Harold Zavaleta Batalla, le explique y muestren que en verdad existen los documentos y que dé cuenta a los habitantes del lugar, cuál fue el costo de los mismos.
Desde el año 2014 los pobladores han luchado porque las autoridades den marcha atrás y revoquen los permisos de uso de suelo y de funcionamiento, sin los cuales la gasolinera no podría operar y Pemex descartaría el otorgamiento de la franquicia, al menos en ese lugar.
“Yo estoy del lado de los habitantes, pues ellos confiaron en mi persona y vamos para adelante por la defensa de los estudiantes de Chipitlán, pues en caso de un siniestro en esa gasolinera, si llega a funcionar, las vías de escape o de emergencia son pocas, además de que por ahí circulan muchos autos y transporte público.”, dijo Meneses Pozo. 

"Voy a gestionar la información sobre quién otorgó los permisos y cuánto habría pagado la empresa por ellos, para ver si se obtuvieron legalmente, aunque también buscamos que se revoquen.” Mario Meneses Pozos, ayudante municipal

 

Por:  Rogelio Ortega  /  [email protected]