compartir en:

En cabildo abierto, el alcalde Manolo Agüero Tovar y regidores aprobaron por unanimidad la entrega de útiles escolares gratuitos para el próximo ciclo escolar a todos los estudiantes de preescolar y primaria de Jiutepec.

Con el objetivo de aliviar la carga económica de las familias de Jiutepec, el alcalde Manolo Agüero Tovar y los integrantes del Cabildo, aprobaron por unanimidad destinar recursos del presupuesto municipal, para la reactivación del programa de entrega de útiles escolares gratuitos para alumnos de preescolar y primaria a partir del próximo ciclo escolar.

En una sesión abierta en el zócalo de Jiutepec, Manolo Agüero explicó que este apoyo de útiles escolares se había perdido de manera lamentable por anteriores administraciones, sin embargo, el Gobierno Amigo tomó la decisión de privilegiar el gasto social y recuperar este beneficio directo para la educación de los niños y el bolsillo de sus familias.

“Desde el primer día de este Gobierno Amigo logramos cumplir nuestro compromiso de eliminar el cobro por recolección de basura. En tan solo seis meses también cumplimos con la entrega del predio y en unos meses más iniciará la construcción del más grande hospital civil que tendrá Morelos y que, como lo prometimos, estará aquí en Jiutepec. Y hoy estamos dando este gran paso, para cumplir la palabra empeñada, con la dotación de útiles escolares gratuitos a todos los niños de Jiutepec”, enfatizó.

Cabe resaltar que decenas de familias de todas las comunidades de Jiutepec estuvieron presentes en dicha sesión de cabildo para respaldar la iniciativa de útiles escolares gratuitos que el presidente municipal Manolo Agüero presentó.

De igual manera, en este cabildo abierto se autorizó la exposición de motivos por parte de un grupo de ciudadanos, de los argumentos que buscan impedir que la Constructora Ara, avance en la edificación de un complejo habitacional en el predio conocido como “Los Venados”, y que se ubica en las inmediaciones del primer cuadro de la ciudad.

Ante ciudadanos, intelectuales y representantes de diversas instituciones educativas, Manolo Agüero subrayó que la administración que encabeza, “no ha autorizado absolutamente ningún permiso para que la constructora avance” y que es voluntad del Cabildo que esta decisión la tome la ciudadanía de Jiutepec mediante una consulta pública”, por lo que insistió que el Gobierno Amigo no tomará ninguna determinación que esté fuera de la legalidad y que no sea avalada por todos los ciudadanos del municipio.

Manolo Agüero recordó que la disputa por el predio Los Venados, tiene una historia que data desde el año 2001 cuando la empresa “Proyectos Urbanos Ecológicos” adquirió este predio quien en 2005 siendo presidente, Demetrio Román Isidoro dio procedencia y uso de suelo para lotificar un condominio de 288 lotes habitacionales.

Posteriormente, en 2006 siendo Florentino Cruz Mejía alcalde solicitaría una licencia para el derribo 1099 árboles a cambio de un pago por un millones 500 mil pesos aproximadamente que costaría la constancia de no afectación; estando en turno como edil Rabindranath Salazar Solorio la constructora ejecutó otro pago por un millón 100 mil pesos para contar con factibilidad de drenaje.

Sin embargo, en 2007 el mismo cabildo encabezado por Rabindranath Salazar Solorio cancelaría las licencias y acuerdos con la empresa mencionada para construir el proyecto inmobiliario; sería en 2009 que este mismo Cabildo aprobaría el pago de dos millones de pesos al propietario del predio para dar por concluido el convenio que se mantenía para preservar intacto el predio “Los Venados”.

Finalmente, en 2009 siendo alcalde Miguel Ángel Rabadán Calderón, el Cabildo le dio facultades para celebrar compras a nombre del Ayuntamiento sin necesidad de previa aprobación, fecha en la que el entonces edil adquirió un predio en Tepetzingo, Emiliano Zapata por alrededor de 33 millones de pesos, el que pretendía canjear con la constructora por el predio los venados, sin embargo explicó este predio forma en un 85% de su extensión parte de la reserva ecológica de la Sierra de Montenegro por lo que es inviable su canje con la constructora.