La reciente polémica que generó la PROFECO al prohibir 24 marcas de queso, ha alarmado a los consumidores que adiquirían esos productos. Te enseñamos en este artículo de como diferenciar un buen queso de unos "plastiquesos", así que pon atención.

“El reto de la industria de queso artesanal en México comienza con los precios que hay en el mercado.  Algunos  cuestan 50 pesos el kilo y esto resulta absurdo si nos ponemos a pensar en que el valor de la leche de vaca —la más barata— ronda  los seis pesos.  Así es que si compras un queso a ese precio y tomas en cuenta que se necesitan 10 litros de leche para elaborar tan solo un kilo de queso, el precio debería ser de 60 pesos, sin contar todos los costos que se le suman. Entonces, al adquirir un importe por debajo de este valor, muy probablemente estás comprando un queso análogo o plastiqueso”  explicó Georgina Yescascofundadora de Lactography, una tienda especializada en la venta y promoción del queso artesanal mexicano.

Los quesos análogos es una imitación del queso real y se elabora solamente con tres ingredientes: cuajo, sal y leche.

quesos

“Evidentemente lo mas notable es el precio, una forma de darse cuenta si estás comprando o no un queso real o análogo es a través del etiquetado. Si lees palabras como aglutinantes, homogenizantes, gomas... tienes delante de ti un plastiqueso, comentó Jessica Fernández, quien se desempeña como cheesemonger en Lactography.

Tambien se puede dar cuenta que un queso es falso se puede identificar por el aroma, apariencia y sabor. 

"El queso tiene características aromáticas muy específicas dependiendo de su lugar de origen. Por ejemplo, el queso doble crema de Chiapas, huele a piña, manzana verde, plátano… y el aroma del queso plástico es similar al de la margarina”, añade Jessica.