compartir en:

Este año Apple puede hacer algo poco común, que es sacar tres teléfonos al mismo tiempo. El más llamativo es el iPhone X, pero no todo el mundo está dispuesto a abrazar una pantalla sin marcos ni botones. El resto de entusiastas de Apple que quieren algo más tradicional tienen el iPhone 8 y 8 Plus.

Ambos terminales son la evolución lógica de los iPhone 6 y 7, tanto en términos de diseño como en prestaciones. Ambos, de hecho, comparten el mismo diseño y tamaños de pantalla (4,7 pulgadas con 1.334 x 750 píxeles para el iPhone 8 y 5 pulgadas a 1.920 x 1.080 píxeles para el 8 Plus) que la anterior generación. Externamente, el aluminio de la cubierta se ha reforzado con un acabado que emula el cristal y que Apple asegura que es un 50% más resistente que la anterior generación.

En el interior, ambos teléfonos llevan el nuevo procesador Apple A11 Bionic, un chip de seis núcleos similar al A10X de los iPad Pro. Dos de los núcleos se activan solo para tareas pesadas, mientras que los otros cuatro van destinados a agilizar tareas cotidianas con una mejora de hasta el 70% respecto al A10. Es un procesador de 64 bits con la mitad de consumo eléctrico que el A10 en las mismas tareas.

La memoria interna para almacenamiento de ambos modelos comienza en los 32GB y se prolonga hasta los 256GB. Llenarlo no será tan difícil si tenemos en cuenta que la cámara ha mejorado notablemente. El sensor del iPhoen 8 es un 12 megapíxeles con estabilizador de imagen. El 8 Plus sigue siendo el único con doble cámara: una f1.8 y una f2.8 (tele) con sensores de 12 megapíxeles y estabilización óptica de imagen. Apple asegura que el nuevo sensor es capaz de captar un 83% más de luz.

El modo retrato se ha mejorado con una serie de modos de iluminación que se pueden alternar antes o después de tomar la foto. A nivel de vídeo, puede grabar en 4K a 60 fotogramas por segundo o a 1080p y 240 FPS.

iPhone X

 Tiene una pantalla de 5.8 pulgadas, 'súper retina display' y pantalla OLED. El nuevo equipo tiene la opción de con el toque de la pantalla se despierta. Y adiós al botón de inicio, ademas Apple presenta Face ID, que permitirá desbloquear el iPhone con reconocimiento facial. Así, se sustituye el sensor de huella digital.

 

 

Phil Schiller asegura que tanto las cámaras como los sensores del teléfono se han optimizado para su uso en realidad virtual. La cubierta trasera de cristal tiene otra razón de ser: carga inalámbrica basada en el estándar Qi.