compartir en:

Apple exige a Qualcomm que entregue el dinero que debía haber sido un reembolso por comisiones de licencias.

Apple demandó a  Qualcomm Inc  acusándola de monopolizar el mercado de chips para dispositivos móviles, y de   retener mil millones de dólares  en represalia por cooperar con las autoridades antimonopolio en  Corea del Sur

Apple exige que Qualcomm entregue dinero que debía haber sido un reembolso por comisiones de licencias. Qualcomm está reteniendo el dinero como castigo a Apple por cooperar con reguladores antimonopolio coreanos, de acuerdo con la denuncia presentada en San Diego, California, donde se encuentra la sede de Qualcomm.

Apple también quiere recuperar miles de millones de dólares que dice que le cobraron de más como parte de “de la estrategia ilegal de Qualcomm” para controlar el mercado de semiconductores de teléfonos móviles. Quiere que la corte cambie la manera en que Qualcomm cobre por su tecnología en el futuro.

Reguladores de todo el mundo han arremetido contra Qualcomm por sus prácticas de licencias de patentes. La demanda entablada el viernes es el primer desafío directo por parte de uno de sus clientes más grandes y amenaza con modificar la manera cómo se calculan las regalías por parte de cualquier dueño de patentes tecnológicas que son la base de los electrónicos modernos.

Apple está bajo presión para extraer más ganancias a cada iPhone luego de que los ingresos disminuyeran el año pasado por primera vez desde 2001 por menos ventas. Normalmente consigue el mismo componente de varios proveedores, lo que ayuda a asegurar precios más bajos al obligar a los fabricantes a competir en precios.

Las acciones de Qualcomm cayeron 2.4 por ciento para cerrar en 63 dólares en Nueva York. Los títulos de Apple subieron menos de 1 por ciento, a 120 dólares. El vocero de Qualcomm  Pete Lancia   se rehusó a comentar.

“Qualcomm construyó su negocio sobre estándares más antiguos, de legado, pero ratifica su dominio a través de tácticas de exclusión y regalías excesivas”, afirmó Apple en un comunicado. “A pesar de ser solo una entre más de una docena de compañías que contribuyeron a los estándares básicos de los celulares, Qualcomm insiste en cobrar a Apple al menos cinco veces más en pagos que todos los otros licenciadores de patentes con los que tenemos acuerdos juntos”.

La denuncia también cuestiona la validez de algunas patentes clave de Qualcomm para tecnologías inalámbricas. Apple pide al tribunal que dictamine si las patentes son ratificadas, que la cantidad de regalías sea considerablemente menor que lo que Qualcomm cobra ahora.

En diciembre, Corea del Sur, hogar de dos de los clientes más grandes de Qualcomm, multó a la compañía con 890 millones de dólares  y describió sus métodos como monopolistas. Qualcomm ha señalado que apelará la decisión.

El fabricante de chips también está siendo investigado por la Unión Europea y por autoridades taiwanesas.