compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- El sistema estatal DIF apoyará a don Lupe, un hombre de 91 años quien ha sido abandonado por su familia; además, hizo un llamado para evitar esta acción, que en la entidad es considerada como un delito.
Guadalupe Mondragón Rivera, tiene 91 años, vive solo en la colonia Nueva Morelos, en Xochitepec, su estado de salud es grave y solo una vecina, la señora Beatriz Marquina, es la que se hace cargo de él, al igual que un párroco.
Diario de Morelos dio a conocer la historia de don Lupe, como lo llaman los vecinos, quien desde muchos años vive solo. Pidiendo limosna es cómo ha logrado sobrevivir; con el paso del tiempo su estado de salud se ha complicado, ahora está en cama porque no puede caminar, ha perdido la vista y, al parecer, tiene cáncer.
Tras darse a conocer el caso de don Lupe, la presidenta del DIF estatal, Elena Cepeda, informó que se harán cargo de él y lo incorporarán al albergue de adultos mayores en donde será atendido por especialistas.
“Desafortunadamente tenemos casos de adultos mayores o adultos en plenitud  que son abandonados, él -don Lupe- tiene una enfermedad terminal y no hay quién lo cuide adecuadamente; sabemos que hay vecinos que lo están apoyando, por eso el DIF se hará cargo”, dijo Elena Cepeda.
Recordó que el abandono, de infantes o adultos mayores, está tipificado como delito y lanzó un llamado a la población para evitar este tipo de situaciones.
“Hay que hacer conciencia de que no se deben abandonar a los padres, ni a los abuelos, como hijos tenemos la obligación de atenderlos, es una responsabilidad y  de no hacerlo podrán ser denunciados”, comentó.
Detalló que en Morelos existen dos albergues para adultos en plenitud, uno del estado y otro de la Federación, entre los dos existen 150 personas albergadas, en algunos casos hay procesos judiciales en contra de sus familiares, la gran mayoría son personas que no tienen familia.

Altruismo. Una vecina es quien se encarga de alimentarlo todos los días, pues el señor es ciego.

"Tenemos casos de adultos mayores o adultos en plenitud  que son abandonados, él -don Lupe- tiene una enfermedad terminal y no hay quién lo cuide adecuadamente; sabemos que hay vecinos que lo están apoyando, por eso el DIF se hará cargo.” Elena Cepeda de León, presidenta del DIF estatal

Por:  Marcela García  /  [email protected]