compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- Darles a los jóvenes una nueva oportunidad de vida, es el objetivo de la Casa de Medio Camino, un proyecto que inició desde el 2014 y consolidó en 2015, el Instituto Morelense de las Personas Adolescentes y Jóvenes (Impajoven) en coordinación con el Tribunal Unitario de Justicia para Adolescentes (TUJA).
La estrategia beneficia de manera directa a los jóvenes que por algún delito fueron internados en el Centro de Ejecución de Medidas Privativas de la Libertad (Cempla) y que han cumplido con su sanción.
Alexis Ayala Gutiérrez, titular del Impajoven, informó que desde que inició operaciones esta nueva estrategia de inclusión, en el 2015, se han atendido a 16 menores, los cuales ya se han insertado a la vida laboral y han dejado atrás adicciones y conductas violentas.
“Varios jóvenes hoy en día ya no están del lado de la delincuencia, sino en el lado productivo (…) hoy en día nos da mucho gusto también que Morelos sea ese estado, en donde como el gobernador ha dicho, los jóvenes no se persiguen, los jóvenes no los queremos en la cárcel sino estudiando o apoyados por este programa”, indicó.
Esta es la primera generación de jóvenes atendidos con este proyecto, ellos ingresaron en julio de 2015 y concluyeron su estancia en el lugar a inicios de año. 

Realidad. El titular del Impajoven, Alexis Ayala Gutiérrez, señaló que sólo Morelos y la Ciudad de México cuentan con este apoyo.

 

Por:  DDM Redacción / [email protected]