compartir en:

Familiares de los menores que fueron rescatados del albergue “Amor para Compartir” siguen llegando a las instalaciones del DIF estatal.
Esto, a una semana de que el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Morelos rescatara a 19 menores de edad del albergue, que se ubica en el municipio de Huitzilac.
Al darse a conocer la noticia, familiares de los menores comenzaron a pedir informes, pues desconocían lo que había sucedido con ellos, además de que eran pocos los datos que les daban en el albergue, sitio al que podían visitarlos sólo una vez cada 15 días.
Debido a que la situación legal de los menores no se resuelve, no pueden irse con sus familiares hasta que el Ministerio Público no emita una orden, por lo que deberán continuar en el DIF.
Familiares de los menores coincidieron en que el trámite para que se resolviera  el asunto con sus menores era lento, casi nulo, además de que sólo podían ver a los menores una hora cada quince días, y habían notado algunas irregularidades con ellos.

Anomalías 
detectadas
Por citar algunas, comentaron que no tenían una adecuada atención, pareciera que los alimentos que les dan eran limitados y, en algunas ocasiones, en mal estado, y sólo los más grandes recibían acceso a la educación.
“La atención médica no es la adecuada -en el albergue-, mi nieto necesita apoyo, no sé si es psicológico o médico, pero debe ser atendido por un especialista porque ya tiene ocho años y no habla, no se le entiende, yo les pedí que me dejaran llevarlo a un médico, pero me dijeron que no, que ellos se harían cargo pero ni nieto no tiene ningún avance”, dijo Silvia Martínez, una de las abuelas de uno de los menores que fue rescatado de la casa hogar. i