Tras 18 meses consecutivos de reducciones a las tarifas eléctricas para el sector industrial en su comparación interanual, éstas aumentan a partir de julio.

De acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), las tarifas para el sector industrial se incrementan en julio de 2016, en comparación con julio del 2015, entre 2.0 y 5.0 por ciento.

En este mismo periodo en el sector comercial, el incremento es entre 5.0 y 7.0 por ciento, mientras la tarifa de uso doméstico de alto consumo (tarifa DAC) registra un incremento en julio del 2016 de 6.8 por ciento respecto al mismo mes del año pasado.

En cuanto a la tarifa para el sector doméstico de bajo consumo, cuya tarifa subía 4.0 por ciento cada año desde 2006 y hasta 2014, en 2016 no subirá; de hecho, a partir del 1 de enero de 2015, presentó una disminución de 2.0 por ciento respecto a diciembre de 2014.

Adicionalmente, a partir del 1 de enero de 2016, bajó 2.0 por ciento respecto a diciembre de 2015. Cerca de 98 por ciento de los usuarios domésticos de la CFE a nivel nacional se encuentran en este tipo de tarifa.

El ajuste de las tarifas en el mes de julio está relacionado con los incrementos de los precios de los combustibles para generar energía eléctrica registrados en junio de 2016 en comparación con mayo de 2016.

En este sentido, en junio de 2016 el precio del combustóleo registró un aumento de 8.4 por ciento respecto al mes anterior.

Por su parte, el precio del gas natural que la CFE le compra a Petróleos Mexicanos (Pemex) para generar energía eléctrica, aumentó 18 por ciento en junio de 2016 respecto a mayo pasado.

Cabe resaltar que estos precios son los utilizados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para calcular las tarifas eléctricas.

A pesar de los aumentos en los precios de estos energéticos, el gas natural sigue siendo un combustible 60 por ciento más barato que el combustóleo, y más amigable con el medio ambiente.

Debido a este diferencial de precios, la CFE continúa con su estrategia de sustituir progresivamente su consumo de combustóleo y diésel, por fuentes de energía de menor costo y más amigables con el medio ambiente, como el gas natural y la energía hidroeléctrica.

Así es que la CFE ha reducido su consumo de combustóleo para los procesos degeneración de energía eléctrica en 48 por ciento del 2012 al cierre del 2015.

Hace una semana también se anunció el alza de gasolinas a partir también de julio a pesar de que se había informado que con no habría más aumentos con el avance de la reforma energética.