compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- Ante el aumento de la luz y la gasolina, la Cámara Nacional del Comercio en Pequeño (Canacope) exhortó a los comerciantes establecios a hacer economías internas para evitar el cierre de sus negocios.
José Salgado Patiño lamentó que la política energética del gobierno federal se esté revirtiendo contra el ciudadano, con aumento de precios.
Consideró que para el caso de los comerciantes en pequeño, el ajuste que tuvo ayer la gasolina puede ser la diferencia entre mantener la cortina arriba o bajarla, pues aunque se está hablando de centavos en el litro de la gasolina, el incremento se suma al ajuste que también se hizo a la luz recientemente.
El representante señaló que la ley y el transporte de mercancías son dos de los principales factores que determinan la rentabilidad de los negocios en pequeño, pues de su estabilidad depende el nivel de ganancias.
Ejemplificó al señalar que así como son sólo centavos en el litro de la gasolina, también son centavos los que el comerciante obtiene como ganancia en cada de los productos que expende, así que, si su venta disminuye, se reduce el nivel de rentabilidad, pero los gastos del mes, como el pago de la energía eléctrica se mantienen.
Agregó que el aumento de precios no es la opción más viable para enfrentar la situación, pues los negocios también corren el riesgo de perder competitividad.
Por lo que recomendó a los abarroteros, por referirse a un segmento, hacer compras en volumen para amortizar el aumento de la gasolina, con menos idas a las centrales abarroteras para surtirse.

Efecto dominó
El alza de los energéticos, afecta por igual a los comerciantes y a las amas de casa, por lo que el aumento de precios puede repercutir en una disminución del consumo, que, en este caso, puede resultar más grave para los establecimientos, consideran.

Por: Antonieta Sánchez /  [email protected]