Con un hermoso vestido blanco, signo de pureza, e ingresando a la iglesia del brazo de su padre, Andrea Santa Ana caminó rumbo al altar, para que de la mano de su prometido, Javier Gutiérrez, comenzara la emotiva celebración matrimonial.
La pareja mantuvo un noviazgo de 9 años y hace un año y medio, durante un romántico viaje a Valle de Bravo, Javier le pidió matrimonio a Andrea, entregándole un lindo anillo de compromiso, señal de su amor y lealtad. Ellos se conocieron en la Ciudad de México y debido al maravilloso clima de Cuernavaca,  sus lugares y su gente, decidieron contraer nupcias en la ciudad.
Después de la misa, se realizó un inolvidable festejo en un lindo jardín, en el que se ofreció un menú de tres tiempos, que los ahora esposos compartieron con sus invitados y constó de ricos platillos mexicanos como sopa de tortilla azul, cerdo en mole verde, pollo en salsa poblaba, bistec en pasilla con papas y nopales y mole rojo con pollo deshebrado.
Los asistentes brindaron por la felicidad de la pareja, que agradeció la presencia de todos y los invitaron a disfrutar de tan maravillosa celebración. ¡Felicidades, Andrea y Javier!