compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Autoridades del Ayuntamiento capitalino y comerciantes del ramo de la carne acordaron la realización de una mesa de trabajo para abordar la problemática que por muchos años aqueja al rastro municipal ubicado sobre el Paseo Lauro Ortega.
Esto, luego de que ayer por la mañana los comerciantes en cárnicos acudieron a las instalaciones de la comuna, señalando que en las últimas semanas han tenido problemas para el sacrificio de porcinos, lo que puede provocar un desabasto.
Así lo dio a conocer el presidente de la Unión de Comerciantes del ramo de la carne en la entidad, Omar Román, quien refirió que por trabajos de mantenimiento que se realizan en la caldera del rastro se les informó que no se podían sacrificar los porcinos, pero que ayer además les informaron que tampoco habría sacrificio de reses, lo que provocó que acudieran a la comuna a manifestar su descontento.
Ahí fueron atendidos por las autoridades, quienes se comprometieron a que ayer por la tarde se reanudaría la actividad para garantizar el abasto de la carne, luego de que se buscaron las alternativas de solución para habilitar mecanismos que permitieran reiniciar las actividades y evitar una mayor afectación al comercio del ramo.
“Mañana (hoy) por la tarde, en el rastro, nos vamos a reunir con las autoridades, para conocer a fondo la problemática, aunque la solución que vemos es caminar hacia un rastro tipo TIF (Tipo Inspección Federal), que por muchos años se ha quedado en proyecto, y que estamos comprometidos a apoyar en las gestiones para que finalmente sea una realidad”, señaló Omar Román.
Agregó que tienen más propuestas para mejorar el funcionamiento del rastro, que este día, harán del conocimiento de la comuna.

Van al diálogo
Hoy a las 16 horas, las autoridades del Ayuntamiento se reunirán con los comerciantes del ramo de la carne, en el rastro municipal.

Llevan puercos. Comerciantes de cárnicos de Cuernavaca acudieron ayer al Ayuntamiento para manifestar su inquietud por la falta de regularidad en la operación del rastro municipal.

Por:  Rogelio Ortega /  [email protected]