CUERNAVACA, MORELOS.- El Gobierno del Estado analiza el tema presupuestal para la colocación de las alertas sísmicas, informó el secretario de  Gobierno, Ángel Colín López.
El encargado de la política interna del Gobierno del Estado aseguró que el temblor de 7.2 grados ocurrido el 16 de febrero no causó daños graves en la entidad.
“Todos los protocolos se activaron y se mantiene la coordinación entre Protección Civil estatal y los 33 municipios, no hay víctimas, los daños fueron menores, como bardas caídas y personas con crisis nerviosa”, dijo.
Explicó que en estos momentos están atentos a conocer el reporte completo de las escuelas, luego de los movimientos telúricos ocurridos el pasado viernes y de ayer por la madrugada.
Colín López consideró que es necesario que se instalen las antenas para advertir a la población a través de alertas sísmicas, tal cómo ya lo había dado a conocer el Gobernador Graco Ramírez.
En estos momentos se analiza el tema de los recursos que se necesitan para la instalación de las alarmas, por lo que no existe un plazo para su colocación, “ahora estamos en la etapa de la reconstrucción y los recursos se están destinando a las familias afectadas”, dijo.
Añadió en que están buscando la forma de conseguir el recurso ya que ahora Morelos se encuentra en una zona sísmica, por lo que es indispensable que la población esté alerta ante cualquier movimiento telúrico y los segundos previos serán indispensables para ponerse a salvo.
Cabe mencionar que desde el sismo del 16 de febrero hasta este lunes se han registrado dos mil 140 réplicas, de las cuales la de ayer por la madrugada fue la de mayor intensidad, con seis grados, que llegó a percibirse prácticamente en toda la entidad.

Prevención. Las alarmas sísmicas podrán dar un buen tiempo para que la población esté preparada ante un sismo de mayor magnitud y se eviten muertes como ocurrió el pasado 19 de septiembre.

Por: Marcela García
[email protected]