CUERNAVACA, MORELOS.- Seis alcaldías, entre los que se encuentran los que alojan al mayor número de las empresas en Morelos, y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) trabajan a marchas forzadas en ajustar una nueva fórmula para calcular el Derecho de Alumbrado Público (DAP), que sirva para lograr que los grandes consumidores paguen esta contribución.
Es el segundo intento que los ayuntamientos llevan a cabo para cambiar el esquema de pago del DAP vigente, calculado al 10 por ciento sobre el consumo de energía eléctrica que los contribuyentes registran en sus recibos de la CFE.
Los municipios son Jiutepec, Jojutla, Tlaltizapán, Mazatepec, Axochiapan y Ayala, los cuales incluyeron en sus leyes de Ingresos 2017 una fórmula para calcular el DAP con variaciones sobre la que Cuernavaca planteó en 2014.
De acuerdo con Manuel Agüero Tovar, alcalde de Jiutepec, el propósito de cambiar el esquema es evitar que los grandes consumidores, como los centros comerciales y las industrias, sigan amparándose contra una contribución que consideran muy gravosa e inequitativa para ellos.
Propusieron que los contribuyentes paguen con base en el concepto de metros luz, en lugar de metros de frente.
El importe de los metros luz que cada contribuyente estaría obligado a pagar y que sería trasladado a la fórmula está estimado en tablas previamente establecidas en la Ley de Ingresos, por el tipo y especificaciones del predio (vivienda, comercio, empresa, o industria).
Agüero Tovar informó que la fórmula fue rechazada por la CFE, pero la paraestatal abrió la opción de hacerle los ajustes que sean necesarios para que se le facilite hacer el cargo en los recibos y la recaudación que, después, la empresa traslada a los municipios.
El ajuste a la fórmula y su aprobación urge en virtud de que los municipios tienen hasta el 30 de marzo para ratificar el convenio con la Comisión Federal de Electricidad por el cual ésta se hace cargo de cobrar el DAP.
El edil perredista añadió que en caso de que se llegue a un acuerdo con la CFE sobre el mecanismo, el principal beneficio que habrá para el municipio será el poder recaudar el derecho de alumbrado público al sector industrial.

ANTECEdeNTES
Debido a la cascada de amparos que los grandes consumidores, a nivel nacional, han interpuesto ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), y que siempre ganan, los municipios se ven obligados a devolver el importe cobrado por DAP.
La situación llevó a la Corte a declarar inconstitucional el 10 por ciento por DAP desde 1988 e instruyó a los gobiernos locales a idear una fórmula equitativa.
Con el propósito de cumplir con dicha instrucción, a finales de 2013, Cuernavaca corrió el riesgo de que el Congreso aprobara en su Ley de Ingresos para el ejercicio fiscal siguiente, de 2014, una fórmula para calcular el importe del DAP, que sólo estuvo vigente dos bimestres.
En junio de ese año, el Congreso la derogó y obligó al ayuntamiento a regresar al esquema de 10 por ciento –a pesar de su inconstitucionalidad- debido a que su aplicación fue efectiva para los grandes consumidores, pero lastimosa para los pequeños, que empezaron a pagar más por DAP, que por consumo.

ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]
 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...