La administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pretende construir una mezcla de nuevos muros  y reemplazar otros a lo largo de 160 kilómetros de la frontera con México usando los mil 600 millones de dólares autorizados por el Congreso, reveló un alto funcionario al diario The Washington Post.

El objetivo final es construir un muro a lo largo de mil 600 kilómetros, la mitad de la frontera entre los dos países, dijo al rotativo Ronald Vitiello, comisionado adjunto interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de Estados Unidos.

Trump ha dicho varias veces que quiere edificar un muro a lo largo de toda la frontera de tres mil 300 kilómetros. Después de que el Congreso rechazó su pedido de 25 mil millones para pagarlo, el mandatario sugirió que el dinero podría provenir del presupuesto militar.

 

Vitiello dijo que mil 52 kilómetros de la frontera ya tienen algún tipo de valla, aunque partes están en ruinas y necesita mejoras.

Ocho prototipos de muro, que miden de cuatro a nueve metros de altura, se construyeron en un terreno cerca de San Diego, pero las advertencias en el proyecto de ley aprobadas por el Congreso este mes significa que ninguno de esos prototipos podrá usarse en la fase inicial de los 160 kilómetros.

"Agradecemos este pago inicial por nuestras necesidades", dijo Vitiello. Sin embargo, agregó, "no financia por completo nuestras necesidades en los lugares más críticos”.

Esta semana, Trump tuiteó fotos de muros cerca de Calexico, California, describiéndolas como el comienzo de su muro fronterizo. Sin embargo, esa construcción es para reemplazar un viejo muroenvejecido y se había planificado desde 2009.