Un grupo de amigas se reunió en un bello restaurante de la ciudad para festejar el cumpleaños de Guadalupe Soto, quien acompañada de su hija, Ana Breitling, arribó al lugar en donde fue recibida con las tradicionales Mañanitas.

Ya instaladas, las presentes disfrutaron la variedad de exquisitos platillos ofrecidos a la carta, así como vino y champagne para brindar. 

Entre charlas, anécdotas y risas, Lupita pasó un día inolvidable, por lo que agradeció la maravillosa compañía de sus amigas, quienes le obsequiaron lindos detalles y le externaron buenos deseos. i

 

Por: Daniel Solano

[email protected]