compartir en:

Naciones Unidas.- El presidente Donald Trump amenazó hoy con “destruir totalmente” a Corea de Norte si Estados Unidos se ve forzado a defenderse a sí mismo o a sus aliados ante una posible agresión del líder norcoreano Kim Jong-un.

Ante la 72 Asamblea General de Naciones Unidos, Trump aprovechó su debut en el foro global para hacer un llamado a la comunidad internacional a unirse para evitar que Corea del Norte continúe con sus ambiciones nucleares y comportamiento hostil.

“Si Estados Unidos es forzado a defenderse a sí mismo o a sus aliados, no tendremos otra opción que destruir totalmente a Corea del Norte”, dijo Trump aunque enseguida expresó su expectativa de que no sea necesario.

“Rocket Man (el hombre cohete) –dijo en alusión al líder norcoreano—se encuentra en una misión suicida contra sí mismo y su pueblo”, remató.

Antes del inicio del mensaje de Trump, el representante de Corea del Norte en Naciones Unidas abandonó la sala y dejó en su sitio a un diplomático de segundo nivel, quien se dedicó a tomar notas profusamente durante el mensaje presidencial.

De manera indirecta y en aparente alusión a China, Trump acusó a los países que mantienen relaciones con Corea del Norte.

“Es un escándalo que algunas naciones no sólo comercien con tal régimen sino que doten de armas y apoyo financiero a un país que pone al mundo en peligro de un conflicto nuclear”, indicó.

No obstante, Trump agradeció explícitamente el apoyo de China y de Rusia en las dos recientes resoluciones de Naciones Unidas contra Corea del Norte, aunque señaló que la comunidad internacional debe hacer más hasta que Kim cambie su “comportamiento hostil”.

Trump colocó en su listado de naciones rebeldes al régimen de Irán y reiteró que el acuerdo nuclear entre Estados Unidos y otros países con el régimen de Teherán es una “vergüenza” y uno de los peores jamás pactados por el gobierno estadunidense.

“Es hora que el mundo entero se nos una en demandar que el gobierno de Irán ponga fin a su persecución de muerte y destrucción”, dijo Trump en medio de los intensos aplausos en la sala del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu.

Tanto en el caso de Corea del Norte como de Irán, Trump insistió en la importancia de que los retos con ambos países sean encarados de manera conjunta por la comunidad internacional, aunque dejó en claro que para su gobierno siempre será “Estados Unidos primero”.