Una de las comerciantes que se ubicaban frente al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Plan de Ayala, solicitó el apoyo del líder de Nuevo Grupo Sindical (NGS) para reinstalarse en la zona, por lo que mañana martes, Laura Sámano advirtió con instalarse de nueva cuenta frente al hospital.

Luego de exponer que en su desalojo de la zona, la autoridad municipal no notificó las acciones y el porqué, desde hace un mes no ha vendido su mercancía, por lo que decidió solicitar el apoyo del líder sindical para reinstalarse.

“Lo único que pedimos a la autoridad es que nos reinstale en la zona porque dependen nuestras familias de las ventas y no podemos seguir así”, dijo la comerciante.

Respecto a la reubicación y al plan de reordenamiento que anunció el Ayuntamiento, Laura Sámano dijo que está dispuesta a instalarse en otra zona, pero a la fecha, aseguró que no existen acercamientos con nadie.

En tanto, el alcalde Antonio Villalobos Adán aseguró que no van a ceder a presiones de nadie y advirtió que se aplicará la ley en contra de quien o quienes pretendan violentar la normatividad municipal.

En entrevista, el edil manifestó: “Espero que no se instalen de nueva cuenta frente al Seguro Social, porque se van a encontrar con actos de autoridad más enérgicos”.

Respecto a la advertencia de la comerciante apoyada por NGS, Villalobos Adán aseguró que el plan de reordenamiento de los comerciantes se está llevando a cabo y aseguró que quien no respete los acuerdos, quedará fuera de la reubicación.

“Me conviene que se manifiesten porque aquel que lo haga quedará fuera del reordenamiento que estamos haciendo y dignificando los servicios que prestan los comerciantes de la vía pública en Cuernavaca”, agregó el edil.