Tras haber aprobado con éxito sus materias, alumnos de secundaria y preparatoria de la generación 2015- 2018 se congregaron en el salón de un hotel de la capital, para disfrutar de una amena convivencia entre compañeros, papás y docentes. 
Por la noche, los egresados comenzaron su arribo al lugar y disfrutaron un coctel de bienvenida, lo que dio paso a un delicioso banquete ofrecido en tres tiempos, entre ellos el rico postre. Posteriormente, se invitó a los graduados a pasar a la pista de baile, en donde se realizó un brindis en su honor.
Entre abrazos, mensajes plasmados en fotografías y un gran ambiente amenizado por un DJ, la noche de celebración se convirtió en un bello recuerdo para los alumnos, quienes hoy enfrentan un reto más en su vida: la preparatoria y la universidad. ¡Felicidades!  

Por: Daniel Solano

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...