compartir en:

Para renovar su fe, los alumnos de séptimo grado de la escuela acompañados por sus seres queridos, se presentaron en el altar para escuchar la  misa oficiada por el padre Álvaro Masis, quien se alegró de este bello momento en la vida de los adolescentes y de la institución. 
Junto con sus padrinos, los jóvenes encendieron una vela, símbolo de la luz como guía que los iluminará en sus pasos, seguido de la lectura de las sagradas escrituras y una oración por parte de los presentes, en la  que desearon lo mejor a los chicos en esta ocasión tan especial. 
Cabe destacar, que anteriormente los jóvenes tuvieron una plática de preparación con el sacerdote para realizar este rito católico, que reafirma la promesa que hicieron sus padres en el bautismo. Ahora ya siendo mayores, los alumnos aceptaron el compromiso de ser miembro de la religión católica. 
La ceremonia terminó con un fuerte aplauso por parte del sacerdote, familiares y sus maestras.