Puebla.- A poco más de siete meses de ocurrida la contingencia en Puebla por el sismo del 19 de septiembre pasado, es gratificante para el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) que alumnos afectados por este suceso? terminarán sus estudios con apoyos de esta organización.

La directora regional de Unicef para América Latina y el Caribe, María Cristina Perceval, dijo que "es gratificante saber que su trabajo, con la colaboración de las autoridades y el compromiso de los padres de familia, permite que los niños concluyan satisfactoriamente su ciclo escolar".

En entrevista telefónica para Notimex, abundó sobre la visita que realizó ayer a la comunidad de San Antonio Alpanocan, donde recorrió el Espacio Amigable para la Infancia, así como el municipio de Tochimilco, donde visitó el espacio educativo.

Agregó que en Puebla pudo constatar que en los espacios temporales que se instalaron tras el terremoto han surgido cambios positivos en los niños y uno de estos cambios es que el cien por ciento de los niños que están terminando su escuela primaria en las carpas, empezarán su escuela secundaria.

Resaltó que lo anterior es posible gracias al compromiso de las maestras y maestros, de la alegría de los niños por seguir aprendiendo pese a las condiciones físicas de los planteles, y del acompañamiento de las familias para que su educación no fuera interrumpida por la contingencia.

Tras el sismo del pasado 19 de septiembre, Unicef se hizo presente de manera inmediata y se priorizó el apoyo en 12 municipios, donde se instalaron 489 espacios temporales, de los cuales actualmente sólo quedan 100, lo que significa que los alumnos poco a poco están regresando a sus escuelas reconstruidas.

Cristina Perceval, quien también convivió con los padres de familias, con los niños y con las organizaciones sociales, destacó que los espacios comunitarios de la Unicef los llaman amigables para las niñas y niños porque se les brinda apoyo psicosocial, así como actividades recreativas y juegos con las familias con el propósito de construir y reconstruir una comunidad.

“La contribución de Unicef, como una de las agencias del sistema de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que trabajamos con los gobiernos de los estados y la sociedad, es para avanzar y hacer realidad los derechos de los niños y las niñas. Leyes sí, pero leyes y realidades”, subrayó.

Sin precisar cifras, calificó de fantástica la inversión hecha en Puebla “porque los niños que están en esas aulas transitorias y que están haciendo realidad el derecho a la educación lo hacen con alegría y con mucho esfuerzo, y sus familias con mucha dignidad”.

Agradeció la recepción que le dieron los niños, maestros, padres de familia, así como las autoridades de la Secretaría de Educación Pública estatal y del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (SEDIF).

También adelantó que en Puebla vienen más proyectos en los que colaborará Unicef, uno de ellos es su participación en la Casa del Adolescente, que está a cargo del SEDIF, con programas para participación e integración de adolescentes para progresar en ideas de innovación, para fortalecer una vida saludable y por una sociedad solidaria.

La cooperación de la sociedad civil está en participar, ayudar, contribuir y comprometerse con el espacio amigable.

En América Latina, Unicef trabaja en 35 países no sólo en emergencias o desastre natural, sino de manera permanente para contribuir, cooperar y trabajar juntos con las sociedades y gobiernos para hacer que los derechos de las niñas y los niños sean respetados, observados, garantizados, tanto por los estados y la comunidad.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...