Acompañadas por sus padres, hijos, esposos, sobrinos, nietos, amigos más cercanos y el cuerpo docente de la institución, fueron recibidas las tres graduadas de licenciatura en Desarrollo Humano. 
Para comenzar con la emotiva y especial ceremonia de graduación, se prendió la vela, que tiene como significado la luz interna  que se enciende dentro de las personas que trabajan y se dedican a la materia de la expansión de la conciencia. 
Con aplausos, porras y lágrimas, desfilaron las graduadas para recibir de manos de sus profesores y directivos, la constancia que muestra el culmino de una etapa más, en la que durante ocho semestres, pusieron empeño, trabajo y dedicación.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...