Ya faltan pocos días para que inicie un nuevo ciclo escolar, y también es la oportunidad de iniciar nuevos hábitos, entre ellos alimentarse mejor. Los niños pueden aprender también si sabemos armar para ellos una lonchera saludable.

Para empezar una alimentación saludable, debe ser muy balanceada con alimentos nutritivos y, por supuesto, que sepan deliciosos para que a nuestros hijos les dé gusto comerlos. 

Aquí te dejamos una guía práctica para armar una lonchera saludable para tus hijos:

Agua

  • El agua es un elemento básico en el organismo; tan solo la composición del cerebro es 75% agua, por ello los médicos siempre recomiendan beberla. Además, los niños realizan más actividad física que un adulto y por lo tanto tienden a deshidratarse más rápido. 

Evita poner aguas endulzadas, refrescos o jugos, ya que por lo general contienen altas cantidades de azúcar y a la larga provocan sobrepeso. Para hacer aguas divertidas, puedes congelar fruta como fresas o uvas y ponerlas en la botella de agua, así́ a la hora del recreo estará́ fresca y con sabor.

Calcio y hierro

  • El lunch es ideal para incluir la proteína que puede ser de origen animal o vegetal; la primera se encuentra en el huevo, aves, pescados, carne y productos lácteos, y la segunda en frutos secos, champiñones y legumbres. 

Estos alimentos también son altos en hierro y en los lácteos encontraras la fuente más importante de calcio.

La proteína se encarga de la formación de músculos, mientras que los lácteos aportan el calcio necesario para crear huesos fuertes y evitar fracturas, así también para crear reservas de este elemento para la edad adulta. 

Durante la etapa escolar, sobre todo en preescolar y primaria, el hierro no debe faltar en la alimentación diaria de los niños, principalmente porque evita las anemias pero también porque ayuda al fortalecimiento cerebral.

Para incluir proteínas, calcio y hierro, puedes poner rollos de jamón de pavo, trozos de queso panela, o hacer un sándwich con pan integral y cambiar el contenido cada día.

Frutas y verduras

  • La mejor azúcar que pueden consumir tus hijos es la que proviene de las frutas que, además de ser dulces, aportan vitaminas A, C y E, que ayudan a fortalecer el sistema inmune y evitar enfermedades, además de fibra que ayuda a la digestión. 

La gran ventaja de la variedad de frutas es que puedes escoger una diferente para cada día y así́ variar el contenido de la lonchera.

Una solución práctica es elegir uvas, fresas, manzanas, peras, duraznos, plátanos dominicos o guayabas porque no requieren de refrigeración, además así́ ahorraras tiempo al no pelarlas o picarlas.

Recuerda incluir fruta de temporada, que además de ser más económica se acopla al tipo de clima.

Para los días de calor, también puedes poner pepino, jícama y zanahoria combinados con limón y un poco de chile piquín. Para que la prisa no haga estragos en la lonchera, procura picar los ingredientes un día antes y guardarlos en el refrigerador en bolsas selladas, para que se conserven frescos.


Últimas Noticias