compartir en:

CUAUTLA, MORELOS.- El padre Alejandro Solalinde acudió ayer a las fosas de Tetelcingo, en donde ofreció una misa en compañía de personas que están buscando a sus familiares desaparecidos y reconoció el valor que han mostrado al estar atentos a los trabajos de exhumación e inhumación.
Ayer poco después de las 16:30 horas, el sacerdote arribó al predio “El Maguey”’, donde previo a la ceremonia habló con las madres y personas que desde la semana pasada han estado al pie del cañón en estos trabajos para logar identificar a los 116 cadáveres inhumados irregularmente en marzo del 2014.
“Esa fuerza que tienen no solamente el amor de una madre, la fuerza y el amor de una madre sustentada por Dios, ustedes están recibiendo el don de fortaleza del Espíritu Santo que las lleva a buscar más allá de las amenazas, más allá de todo lo que pudiera parecer imposible,  reciban ese cariño”, mencionó previo a la misa mientras los trabajos de exhumación se llevaban a cabo.
Refirió que las acciones que han implementado las familias junto con las instituciones no han sido tarea sencilla, no obstante dijo que gracias a esta búsqueda se están logrando conocer hechos que permanecían ocultos.
“Me alienta saber que esta búsqueda ha sido valiosa, que no ha sido inútil, que va a permitir que algunas de las familias se puedan encontrar con sus seres queridos; el saber que hay tantas familias, tantas madres buscando a sus hijos y no los encuentran, eso que les digo me conmueve muchísimo saber que donde hay fosas aquí están los familiares, las mamás buscando a sus familiares”, abundó.

Por: Omar Romero  /  [email protected]