Alfredo Castillo, director de la Comisión Nacional Física y Deporte (CONADE) insinuó que la decisión por la cual los jueces no dejaron repetir su último clavado a los atletas mexicanos Rommel Pacheco y Jahir Ocampo es una represalia por no pagar una multa de la Federación Internacional de Natación (FINA).

Castillo lanzó un tweet después de la polémica participación de los mexicanos en las pruebas de clavados en trampolín de 3 metros en referencia que México se negó a pagar 15 millones de dólares por no organizar el Mundial de Natación 2015 y 2017.

Como parte de esa sanción, la delegación mexicana disputó la copa mundial sin poder portar la bandera y Rommel Pacheco, quien ganó la competencia, cantó a capela al no poderse entonar el Himno Nacional.

Por otro lado, ante los nulos resultados que ha entregado la delegación mexicana en los Juegos Olímpicos de Río 2016, el secretario de la Comisión de Juventud y Deporte del Senado, Daniel Ávila Ruiz (PAN), adelantó que solicitará la comparecencia del titular de la Conade, Alfredo Castillo para que explique de manera puntual una vez que concluyan las olimpiadas.

En conferencia de prensa, el senador por el PAN manifestó su preocupación por la actuación de los atletas mexicanos en la justa olímpica. Y es que, recordó, hasta el momento no ha caído ninguna medalla para nuestro país.