La presencia de tráileres con sobrepeso y doble remolque causa un gran deterioro a la red carretera del país, advirtieron expertos consultados por el diario El Financiero.

Las empresas de transporte del país ignoran la Norma Oficial Mexicana NOM-012-SCT-2-2014, que establece peso y dimensiones de los remolques y vehículos que transportan mercancías, en un país con una red ferroviaria deficiente e insuficiente. El reglamento dicta que los tráileres no pueden circular a más de 80 kilómetros por hora, no deben cargar más de 75.5 toneladas y la longitud no debe exceder los 31 metros.

El presidente de la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos, Elías Dip, explicó que el incumplimiento de la NOM resulta en un alto costo para el gobierno, que debe reencapertar constantemente los caminos del país, como es el caso de la carretera 57, que va de Ciudad de México a Piedras Negras.

“Los fulles son la principal razón por la que las carreteras están dañadas, llevan más peso del permitido por la norma, siendo que ya se permite un peso hasta dos o tres veces superior a lo que otros países como Estados Unidos imponen”, explica Dip.

“La realidad es que nadie revisa si están cumpliendo con el peso (los tráilers), se tiene que verificar el peso de los vehículos en los patios de maniobras de las empresas y ejecutar los operativos para retirar las básculas de las carreteras”, agregó por su parte el director general del Instituto Mexicano para la Competitividad, Manuel Molano.

Molano lamentó que en todo el país sólo existan 66 centros de control de peso y dimensiones, al explicar que “si no aplicas los frenos en su tiempo, si traes exceso de velocidad, si traes sobrepeso y si quieres frenar a 150 metros antes de una caseta de cobro o a 50 metros de un obstáculo, la carpeta asfáltica forma una serie de topes y baches que se tienen que reparar”.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...