compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- La Fiscalía Especializada en Combate al Secuestro y Extorsión exhortó a la población estar alertar y no caer en una modalidad que han detectado a través del engaño telefónico, donde internos de penales haciéndose pasar por personal de los Ayuntamientos buscar obtener dinero de la ciudadanía.

Adriana Pineda Fernández, titular de dicha dependencia, indicó que este tipo de extorsión se ha venido repitiendo desde el año pasado, y estas llamadas principalmente son realizadas desde el penal de Santa Martha Acatitla, en la Ciudad de México.

“Que ellos –los de las comunas- tenían información de esa familia, que alguien les había contratado para hacerles algún daño, pero que en la investigación ellos ya habían logrado establecer que eran una buena familia y ahora les piden una cooperación para recuperar los gastos de sus camionetas y traslados, es un modo de operar que hemos identificado”, explicó.

Ante esta situación, la fiscal mencionó que han llevado a cabo diversas pláticas de prevención del delito; además, participan en las ferias realizadas en los municipios a fin de generar conciencia entre la población señalándoles los tipos de extorsión para que no sean víctimas de estos engaños.

“Son diferentes maneras las que van buscando los delincuentes para poder engañarlos, sin embargo, también se está trabajando en la parte reactiva como autoridad, se ha estado en coordinación con otras Unidades Antisecuestro y Antiextorsión realizando algunas acciones para presionar un poco más en los operativos en penales de Tamaulipas, de la Ciudad de México”, refirió.

Por ello, pidió a la población que si llegan a recibir una llamada que no den ningún dato, y que acudan ante las autoridades a iniciar la denuncia para que de esta manera tengan más elementos, y se hagan los operativos pertinentes. 

Pineda Fernández insistió que el propósito de los fiscales especializados es lograr que la posesión de celulares al interior de los centros penitenciarios sea sancionada en todo el país.

Por: Omar Romero
[email protected]