compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- Del mes de diciembre a la fecha siete casos de abogados particulares de la región Oriente han sido detectados que se hacen pasar por defensores públicos, cobran honorarios y no resuelven la problemática de la gente que recurre a sus servicios.

Así lo dio a conocer Mirta Sagrario Aguirre Gómez, directora del Instituto de la Defensoría Pública del Estado de Morelos, quien dijo una vez que la gente no recibe respuesta del supuesto abogado de oficio, acuden a las instalaciones a preguntar por esa persona y es ahí cuando se percatan del engaño.

“Hago un llamado importante porque hemos detectado en la zona Oriente algunos abogados particulares que haciéndose pasar por defensores públicos, desafortunadamente están cobrando honorarios, después no solucionan el conflicto de la persona, vienen familiares a quejarse y resulta que en la plaza de nómina no encontramos esos servidores públicos”, mencionó.

Externó que hasta el momento solo han tenido conocimiento de estos asuntos en la región Oriente, por ello están investigando al señalar que usurpan un puesto, ya que no son servidores públicos y eso demerita el esfuerzo que llevan a cabo en la Defensoría.

Aguirre Gómez detalló que analizan qué medidas pueden implementar para erradicar este tipo de conductas, como uniformar al personal o lanzar una campaña de prevención.

En ese sentido recordó a la población que los servicios otorgados por este Instituto son gratuitos, además los litigantes públicos deben portar una identificación color lila, por ello cuando alguien se acerque a ofrecer sus servicios es necesario pedirle se identifique para evitar engaños.

“Cada ciudadano que esté detenido exíjale al Defensor Público que le muestre el gafete y si le está solicitando alguna dádiva denúncielo e inmediatamente nosotros vamos a hacer una investigación”, agregó al solicitar el apoyo de la gente para denunciar estos hechos.

Por: Omar Romero
[email protected]