CUERNAVACA, MORELOS.- La Asociación de Empresas de Seguridad Privada del Estado de Morelos recomendó a la población contratar un establecimiento debidamente certificado por la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES), y no negocios que ofrecen los mismos servicios a un bajo costo, pero que no están en regla y podrían ocasionar problemas más graves.
Las empresas de seguridad privada abarcan el servicio intramuros en fábricas, escuelas, iglesias, casas o fraccionamientos; la instalación de alarmas y cámaras de videovigilancia, así como las cerrajerías, aunque, en ocasiones la gente al pretender ahorrar dinero recurren a establecimientos más económicos, pero que no reúnen las características y sus documentos no están en regla.
“Lo que ellos deben de considerar es que se debe de tener el registro, ya que hay varias empresas que no cuentan con su registro y desafortunadamente llegan a darse algunos sucesos que no tienen manera ellos de cómo hacerle frente alguna responsabilidad que hayan incurrido”, explicó Alejandro Dorantes Rodríguez, presidente de la Asociación de Empresas de Seguridad Privada.
Comentó que los guardias deben de portar uniformes que en la parte delantera a la altura del pecho tenga el logo del negocio, y en la espalda la leyenda seguridad privada, situación que no se puede observar en algunos locales del primer cuadro de Cuernavaca, por ello insistió en la necesidad que antes de contratar un servicio tengan la certeza de qué empresa es.
“El hecho de que diga –en el uniforme- seguridad, pues sí son de seguridad pero de qué empresa, de qué persona, de dónde vienen, no tienen ningún control, no tienen ningún registro y eso es muy dado en lugares del primer cuadro que la gente utiliza este tipo de personas”, manifestó.
En el caso de las empresas que se dedican a instalar alarmas y cámaras de videovigilancia, Dorantes Rodríguez mencionó que la gente debe tener cuidado, ya que desde un cibercafé se pueden colocar estos esquemas de seguridad y cualquier persona puede tener acceso, por ello se tiene que contratar a personal capacitado y registrado para evitar pasar un mal rato.
De acuerdo con datos de la dirección de Seguridad Privada de la CES hasta el mes de marzo existían 125 prestadores de servicio debidamente acreditados, que han cumplido con requisitos como experiencia de al menos un año en el rubro de seguridad; resultados de evaluación química, toxicológica y psicológica practicado por el Instituto de Evaluación, Formación y Profesionalización, entre otros más.

Cambios. Rubén Almonte Álvarez sucede en el cargo a María Esther Sarmiento Becerril, y en su discurso, acompañado de su consejo directivo, ofreció continuar con la profesionalización del sector de seguridad privada en México.

Por: Omar Romero
[email protected]