La conectividad que proporciona un smartphone ayuda a los padres a estar en contacto con sus hijos, y por ello 56 por ciento de los papás asegura que sus pequeños recibirían un smartphone o una tableta de regalo en esta temporada navideña.

 

De acuerdo con los resultados de la encuesta “Crecer Online”, que difunde Kaspersky Lab, reveló además que 11 por ciento de los niños conectados a internet ha publicado en algún momento las ganancias reales que perciben sus padres.

Esto hace que los papás se conviertan en un objetivo atractivo para los ciberdelincuentes que buscan aprovecharse de la inocencia de los menores, y que obtienen de esas publicaciones información para cometer ilícitos como suplantación de identidad o fraude.

En un comunicado el analista senior de Seguridad de Kaspersky Lab, Roberto Martínez, señaló que los padres deben atender el contenido al que acceden los menores cuando se conectan a internet, además de limitar el tiempo que pasan expuestos a la red.

“Últimamente es cada vez más común que los pequeños tengan dispositivos. Sin embargo, los padres deberían tener en cuenta que necesitan aprender y tener cuidados al navegar en la red. Los padres deben prestar atención, principalmente, al filtrar el contenido, además de controlar y limitar el uso de internet”, dijo.

Entre otros datos que arrojó el estudio se mostró que 57 por ciento de los niños que tienen entre ocho y 16 años usa su verdadero nombre en línea, 47 por ciento usa su edad real y 14 por ciento da a conocer su dirección.

Estos datos sensibles salen a luz debido a que es imposible estar todo el tiempo vigilando a los menores, y más cuando están en línea, por lo que puede resultar conveniente para los padres activar el control parental o utilizar productos para bloquear contenidos inapropiados.

Sin embargo, apuntó la compañía, la vigilancia de los padres nunca será sustituida por algún programa, independientemente de cuánto facilite el trabajo de estar al pendiente de los menores.