compartir en:

Alemania.- El Bayern Munich comenzó la temporada 2017-18 coronándose en la Supercopa de Alemania en tanda de penales frente al Borussia Dortmund, luego de que el tiempo regular culminó con empate 2-2.

Rápido en el juego, apenas al minuto 12, un error en la salida del Dortmund fue capitalizado por el joven estadounidense Christian Pulisic para poner el 1-0, pero el gusto le duró poco porque el delantero Robert Lewandowski igualó al 18’ tras solamente empujar a las redes un pase de Joshua Kimmich.

En el segundo tiempo, nuevamente el Dortmund se puso en ventaja 2-1 gracias a Pierre-Emerick Aubameyang en un mano a mano con el portero Ulreich, titular ante la baja de Manuel Neuer que se recupera de una cirugía en el pie izquierdo.

Cuando el cronómetro marcaba el 88’ llegó el empate para el Bayern con un balón detenido que primero fue rematado al travesaño y, tras algunos rebotes, Kimmich remató, el portero desvió y la redonda rebotó en el brazo de Lukasz Piszczek para terminar en el fondo de las redes.

Ante este resultado, el encuentro tuvo que llegar a los cobros desde el manchón penal, donde se necesitó de muerte súbita para coronar al Bayern Munich luego de que el ex de Barcelona, Marc Bartra, errara el decisivo para el Borussia y le dejara el título a los ‘Bávaros’.

Staff Diario de Morelos.