Este fin de semana los alemanes acudieron a las urnas para elegir al sucesor de Angela Merkel, y la elección marcaría la historia de Alemania, pues por primera vez después de la Segunda Guerra Mundial, los conservadores de La Unión Demócrata Cristiana (CDU) obtuvieron el peor resultado en las elecciones llevadas a cabo este 26 de septiembre.

A la expectativa, toda Europa sigue los movimientos de los alemanes que eligieron a su próximo gobierno, hasta ahora con el recuento de los 299 distritos electorales, los socialdemócratas llevan ventaja con el 25,7% de los votos. Los Verdes se posicionan en el tercer lugar, y con respecto a las elecciones anteriores la CDU pierde con 7,9 puntos porcentuales.

El candidato Olaf Scholz, del Partido Socialdemócrata alemán (SPD), por ahora es quien se podría nombrar como el futuro canciller de Alemania, debido a la confianza que ha generado tras haber trabajado como la mano derecha de Angela Merkel como ministro de Economía de Alemania.

“Ha sido la mano derecha de Merkel a la hora de dirigir el país durante los últimos cuatro años… ha sido el segundo de Merkel, pero tiene un enorme poder dentro del gobierno alemán, y también en Europa [donde] representa a Alemania cuando se trata de las políticas del euro”, dijo David-Wilp.

Además Scholz elevó su popularidad debido a las estrategias que implementó para no dejar caer la encomia en Alemania, pues creó generosos programas de compensación por el coronavirus para las empresas, los empleados y aquellos que perdieron ingresos por tener que estar en cuarentena durante la pandemia.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado