CUERNAVACA, MORELOS.- En Morelos, los productores formales de tortilla no planean incrementar el precio máximo en el que se comercializa el kilogramo, pero sí prevén ajustar la tarifa mínima con el objetivo de que el mercado se equilibre y haya más equidad, informó el presidente del Consejo de la Masa y la Tortilla, Antonio Vázquez
Quezada.

En la entidad, el precio del kilo del producto básico va de 10 a 18 pesos, según la región y las condiciones socioeconómicas del mercado, con costo promedio de 15 pesos, señaló el representante.

Otras variables que influyen en el precio al cliente son la producción diaria, el volumen de ventas, y el costo de los insumos, principalmente del gas, que en el último año registró un incremento de 30 por ciento, señaló.

El costo promedio de producción del kilogramo es de 11 pesos; sin embargo, hay negocios que continúan vendiéndolo en 10 pesos, por lo que, con base en lo anterior, Vázquez Quezada precisó que el ajuste que tendrá la tortilla en Morelos será en el precio más bajo del mercado con la finalidad de lograr que la competencia sea más equilibrada.

“Aparte de los supermercados que mantienen un precio bajo, sacrificando la calidad de la masa, no se entiende que haya comerciantes que lo expendan en ese precio”, dijo el representante.

Calculó que el ajuste sea a 11 o 12 pesos; será una decisión que los expendedores tomen con base en la recomendación que les ha hecho el Consejo de la Masa.

Toman medidas

Antonio Vázquez reiteró que el precio máximo de la tortilla en Morelos, de 18 pesos se mantendrá porque, aunque el aumento del gas es el principal factor que puede determinar un incremento, a 19 o 20 pesos, los productores han tomado medidas para que se conserve.

El Consejo de la Masa y la Tortilla pactó con una nueva distribuidora de gas para obtener un precio preferencial, y el precio de la tonelada de maíz se ha mantenido gracias a que los tortilleros tomaron la decisión de incursionar directamente en la producción.

Finalmente, señaló que el precio tope actual está garantizado, y sólo una variación radical de los costos de producción, más adelante, podría obligar a los tortilleros a elevar el precio del kilo, de forma generalizada.

Cabe señalar que esta semana, la Unión Nacional de Industriales de Molinos y Tortillas (Unimtac), con representación en la Ciudad de México, anunció que debido al incremento en los insumos que utilizan para la producción, se prevé que el precio de la tortilla suba de 1.50 a 3 pesos por kilogramo.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]